Dinero decomisado a cubana en Tampa apunta a ministro destituido y dueño de MIPYME

Después de que un fiscal deferal ordenara el arresto e impusiera cargos a Mirtza Ocaña, una cubana residente de Tampa acusada por contrabando de más de 100.000 dólares en efectivo que había trasladado desde Cuba, los presuntos nexos de su operación de trasiego de grandes sumas fue vinculada con el recién depuesto e investigado ministro de Economía y Planificación cubano, Alejandro Gil Fernández.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *