Miles de familias han logrado la reunificación a través del parole humanitario. Emotivos abrazos se observaban en el Aeropuerto Internacional de Miami

El programa permite el ingreso a Estados Unidos de hasta 30.000 personas procedentes de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela en total cada mes.

Más de 270.000 personas de las cuatro nacionalidades han sido beneficiadas desde que entró en vigencia el programa de la administración de Joe Biden, en octubre de 2022 para los venezolanos, y en enero de 2023 para cubanos, nicaragüenses y haitianos.

Unos 50.000 cubanos han logrado ingresar a Estados Unidos a través del parole humanitario y reunificarse con sus familias, en momentos que el régimen de La Habana impone nuevas medidas económicas que terminan de ahogar la ya deteriorada economía familiar de los cubanos.

Los cubanos que han logrado salir son afortunados. Las familias en la isla están cada vez más golpeados por la crisis económica y se preparan con lo poco o nada que tienen para recibir un nuevo año oscuro, tras el paquetazo económico anunciado esta semana por el régimen de Cuba, que el propio dictador Miguel Díaz-Canel reconoce que “acrecentará” los problemas en la isla.

Entre las medidas económicas anunciadas, que traerán un gran impacto en la vida de los cubanos, se encuentran un aumento del 25% de las tarifas eléctricas e incrementos de los precios del gas licuado y agua para consumidores no medidos, y la intervención del mercado informal de divisas, en donde el dólar se cotizaba el viernes a 273 pesos cubanos (CUP), un costo 1.037,50% mayor al oficial, que desde 2005 se encuentra anclado a los 24 CUP.

Además, el paquete incluye la eliminación de los subsidios al combustible y la tarjeta de abastecimiento de alimentos, la congelación de plantillas y ajustes en el número de trabajadores públicos, y la extensión de exenciones arancelarias en importaciones de alimentos y artículos de aseo.

La situación no es distinta para nicaragüenses y venezolanos afectados por dos tiranías; mientras los haitianos, un país afectado por la extrema pobreza y la violencia ejecutada por el crimen organizado, se ven obligados a salir de sus países en busca de seguridad y por la crisis económica.

https://geo.dailymotion.com/player/xh0w9.html?video=x8quu3f

El programa del parole humanitario sigue en vigencia mientras en las cortes de Estados Unidos se debate su legalidad. Existe la amenaza que sea suspendido.

Texas y otros 20 estados de tendencia republicana entablaron una demanda contra dicho programa, al que acusan de ser un «sistema de inmigración clandestino» que deja entrar a casi todos los que solicitan el ingreso.

Mientras, la demanda continúa su curso, miles de migrantes buscan llegar a Estados Unidos a través de los cruces ilegales.

FUENTE: REDACCIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *